web inca rail
Aventuras

De Choquequirao a Machu Picchu: el otro Camino Inca

De Choquequirao a Machu Picchu: el otro Camino Inca

La fortaleza de Machu Picchu es mundialmente conocida, pero lo que pocos saben es que los incas construyeron otra ciudadela, muy parecida, igual de impresionante, de la que solo está descubierta el 40% y que solo recibe la visita de una veintena de aventureros al día.

Y son aventureros porque para llegar hasta esta ciudadela hay que recorrer 21 kilómetros a pie y descender de los 2800 metros sobre el nivel del mar a los 1200, para luego volver a subir hasta los 3200.

Aunque muchos de los que hacen este viaje llegan a Choquequirao y regresan al punto de partida, hay otros que se atreven con más y continúan el viaje para seguir descubriendo los secretos de los incas y llegan hasta Machu Picchu.

¿Te atreverías con una travesía como esta? Si tu respuesta es sí, sigue leyendo, que aquí te contamos todos los detalles de cómo llegar de Choquequirao a Machu Picchu caminando.

Día 1: llegada a San Pedro de Cachora

San_Pedro_de_Cachora_inca_rail

Con tan solo 108 kilómetros cuadrados, el pequeño distrito de San Pedro de Cachora, situado en la mitad de los Andes, se ha convertido en el punto de partida de los viajeros que quieren llegar hasta la ciudadela de Choquequirao.

Para llegar hasta aquí, tienes que desplazarte hasta Abancay, ya sea desde Lima o desde Cusco, y aquí tomar un bus colectivo que te lleve hasta San Pedro de Cachora. Una vez aquí, te recomendamos pasar la noche en un hostal para comenzar la caminata a Choquequirao al día siguiente.

Día 2: de Cachora a Santa Rosa

Deberás empezar el día bien temprano: a las cinco de la mañana. Desde Cachora, tienes que desplazarte hasta Capulliyoc. A pesar de que este recorrido se puede hacer caminando, lo mejor es que lo hagas en taxi, ya que te ahorrarás dos horas de trekking y podrás guardar fuerzas para lo que se viene después. En Capulliyoc encontrarás una pequeña tiendita en la que te podrás abastecer de agua, crema del sol, etc. antes de comenzar. Este primer día es bastante duro ya que tendrás que descender de los 2800 metros sobre el nivel del mar a los 1200 hasta llegar a Playa Rosalina, donde muchos pasan la primera noche. Sin embargo, te recomendamos que hagas un esfuerzo y llegues hasta el campamento de Santa Rosa, donde encontrarás un pequeño puesto en el que una familia vende sencillos platos para comer y recargar energías antes de dormir.

Día 3: de Santa Rosa a Choquequirao

choquequirao_inca_rail

En cuanto salgan los primeros rayos de sol deberás empezar el segundo día de caminata que te llevará hasta la fortaleza de Choquequirao. Aquí, lo más recomendable es avanzar a buen ritmo y sin hacer paradas largas hasta llegar a Marampata, un pequeño pueblo en el que encontrarás a diversas familias que preparan comida para los turistas que van camino de la ciudadela. Este es el lugar perfecto para descansar, comer algo ligero y continuar con el camino, que, aunque corto, tiene varias pendientes que requieren de bastante concentración y energía, pero que se ven acompañadas de un sinfín de mariposas de cientos de colores.  

Una vez en Choquequirao tienes dos opciones: visitar ese mismo día las ruinas o descansar y destinar el día siguiente única y exclusivamente para conocer la ciudadela con más calma.

Día 4: de Choquequirao a Maizal

maizal_inca_rail

Suponiendo que decides visitar Choquequirao en el tercer día, el cuarto tu ruta tendrá como destino el campamento de Maizal. Al igual que ocurre con la ruta de Capulliyoc a Santa Rosa, este tramo es complicado porque hay muchos desniveles: deberás descender de los 3200 msnm a los 1800, donde llegarás a Río Blanco y podrás almorzar y descansar, y luego deberás subir hasta los 3000, donde se encuentra el campamento de Maizal.

En la bajada te recomendamos hacer un pequeño alto en el camino para conocer Pinchahunuyoc, unos andenes incas utilizados para la agricultura.

Después de entre siete y ocho horas de caminata llegarás a Maizal, donde también encontrarás a familias que te atenderán y ofrecerás diversas comidas.

Día 5: de Maizal a Yanama

yanama_cusco_inca_rail

Este día se alcanzan los 4200 msnm, por lo que es muy recomendable estar preparado con hojas o té de coca y así poder disfrutar al máximo de las maravillas del camino: el colchón de nubes, la exuberante vegetación y las minas antiguas. Después de tres horas de trekking por el camino inca (perfectamente preservado), llegarás al punto más alto, donde podrás almorzar y, si tienes suerte, disfrutar del gran espectáculo de los Andes: el vuelo del cóndor. Después del almuerzo y tras dos horas de caminata, llegarás a Yanama, lugar donde podrás acampar.

Día 6: de Yanama a Totora

Siguiendo con la altura, este día alcanzarás el punto más alto de la ruta, los 4800 msnm. El paisaje es diferente al resto ya que podrás disfrutar de la vista de imponentes glaciares. Desde el punto más alto, te quedan tres horas de caminata para llegar hasta Totora, lugar en el que pasarás la última noche de campamento.

Día 7: de Totora a Santa Teresa

santa_teresa_inca_rail

Si has llegado hasta aquí, ¡felicidades! Ahora solo tendrás que recorrer un pequeño camino sin mayores desniveles que te conducirá hasta el distrito de Santa Teresa, desde donde salen diversos buses a Ollantaytambo, donde llegarás en aproximadamente dos horas. Desde Ollantaytambo parten los trenes de Inca Rail que van hasta Aguas Calientes, puerta de entrada a Machu Picchu, y tienes dos opciones: tomarlo al llegar, en horario de tarde o noche, o quedarte a dormir y tomarlo en la mañana.

Día 8: de Aguas Calientes a Machu Picchu

aguas_calientes_inca_rail

Ahora sí, es momento de disfrutar de la ciudadela inca más conocida del mundo. Recuerda que hay dos horarios de entrada, en la mañana o en la tarde, y que dependiendo de eso tendrás que reservar tu tren de regreso a una u otra hora.

Recomendaciones

Puedes realizar el camino contratando un tour o por cuenta propia. Los senderos están bien señalizados por lo que, si sigues la ruta, no hay ningún peligro de que te puedas perder.

En todo el camino existen puntos donde comprar alimentos y bebidas. De igual manera, te recomendamos que lleves provisiones por si alguno de los puestos está cerrado. Eso sí, si vas a cargar tú mismo la mochila, intenta que no sean alimentos muy pesados.

Es imprescindible el repelente ya que durante todo el camino te encontrarás con muchos mosquitos.

A lo largo del trekking a bastantes fuentes, por lo que te recomendamos llevar pastillas potabilizadoras y así evitarás cargar con más agua de la que necesites por un día.

Aunque es un trekking largo y duro, te aseguramos que cada paso merece la pena. ¡Disfrútalo!

COMPARTE EN :

Idioma: