web inca rail
Cultura

Clima de Cusco y Machu Picchu: lo que debes saber para tener un buen viaje

Clima de Cusco y Machu Picchu: lo que debes saber para tener un buen viaje

Uno de los requisitos imprescindibles para disfrutar de un viaje es ir bien preparado para el tiempo que haga en el destino. En Cusco y Machu Picchu, el año se divide en dos: la temporada seca y la temporada de lluvias y el clima varía mucho en cada una de ellas.

Si estás preparando tu viaje a Cusco y Machu Picchu y no tienes claro lo que tienes que meter en tu maleta, ¡no te preocupes! Aquí te dejamos todos los detalles que necesitas saber para venir totalmente preparado.

Clima en Cusco y Machu Picchu

Como mencionamos anteriormente, en la región de Cusco se diferencian dos temporadas, la de lluvias y la seca, por lo que lo primero que tendrás que ver en qué mes vas a realizar tu viaje. Una vez que lo sepas, estos son los consejos que te damos para cada una de las temporadas.

 

Temporada seca – Entre abril y octubre

La temporada seca se da entre los meses de abril y octubre. Durante esta época, los días son soleados, con temperaturas medias entre los 17 y los 19 ºC, pero las noches son muy frías y los termómetros pueden llegar a marcar menos de 0 ºC.

Aunque se denomine como temporada seca, Cusco y Machu Picchu se encuentran en plena sierra peruana, por lo que durante estos meses también se dan precipitaciones intermitentes, pero de manera menos frecuente.

Si visitas Machu Picchu durante la temporada seca, encontrarás los cielos despejados y, por lo general, tendrás visibilidad total de la ciudadela a cualquier hora. Además, durante el mes de septiembre la primavera llega hasta este lugar y nos regala unas preciosas estampas con las primeras flores brotando y decorando Machu Picchu.

Asimismo, durante esta época hay mayor cantidad de insectos, por lo que tendrás que venir preparado para evitar las picaduras.

Con esta información, te estarás preguntando, ¿qué ropa y complementos tengo que llevar para un clima tan diferente durante el día y la noche? Aquí te dejamos una lista con lo imprescindible:

  • Gorra.
  • Bloqueador.
  • Lentes de sol.
  • Ropa ligera para el día.
  • Prendas de abrigo para la noche.
  • Repelente.
  • Chubasquero.

Temporada de lluvias – Entre noviembre y marzo

La temporada de lluvias coincide, curiosamente, con el verano peruano, ya que se da entre los meses de noviembre y marzo. Durante esta época aumenta la humedad tanto en Cusco como en Machu Picchu y se producen temperaturas más altas que se establecen entre los 18 y los 23 ºC durante el día. Las noches, a pesar de ser algo más cálidas que en la temporada seca, no dejan de ser frías, bajando hasta los 4 ºC.

Las precipitaciones son lo más característico de esta época. Las lluvias suelen darse durante la tarde y, aunque no sean las mejores compañeras para un viaje, Cusco y Machu Picchu lucen hermosos con el arcoiris como acompañante.

En esta época, aunque las nubes tardan más en desaparecer y en algunos momentos Machu Picchu cuenta con menor visibilidad, la ciudadela y sus alrededores se encuentran con un verde profundo, creando increíbles paisajes que te cautivarán por completo.

 

Además, si vas a viajar durante esta temporada tienes que tener en cuenta que las lluvias pueden provocar modificaciones en los horarios de los trenes, por lo que te recomendamos programar las conexiones entre los lugares que vayas a visitar dejando libres algunas horas más de lo normal.

Para visitar Cusco y Machu Picchu durante la temporada de lluvias, esto es lo que sí o sí tienes que meter en tu maleta:

  • Ropa impermeable de todo tipo.
  • Ropa ligera para el día.
  • Prendas de abrigo para la noche.
  • Botas impermeables que se agarren bien en superficies con agua y lodo.
  • Paraguas/chubasquero.
  • Gorra y gorro.
  • Bloqueador.
  • Lentes de sol.

¿Ya te decidiste por la fecha en la que vas a visitar Machu Picchu? Sea en la temporada de lluvias o, especialmente, en la temporada seca, te recomendamos comprar tus entradas para la Ciudadela Inca y tus billetes de tren con antelación, así podrás organizar tu viaje sin tener ningún contratiempo.

COMPARTE EN :

Idioma: