web inca rail
Cultura

Inti Raymi: la historia de la gran fiesta de Cusco

Inti Raymi: la historia de la gran fiesta de Cusco

En Cusco, el mes de junio es sinónimo de Inti Raymi. Desde la época inca, en estos días las calles de la ciudad imperial se llenan de celebraciones en honor a Inti, el dios Sol. ¿Cuál es el origen de esta festividad? ¿Cómo se vivía este mes en la época inca? Aquí te contamos todos los detalles de la fiesta más grande de Cusco.

Origen

inti_raymi_inca_rail_4

Durante la época inca, Cusco era el escenario de cuatro grandes festivales, de los que el más importante era el Inti Raymi. Esta festividad tuvo su primera aparición con el inca Pachacútec alrededor de 1430.

Los incas se reunían cada solsticio de invierno en la ciudad imperial para dar la bienvenida al dios Sol. La noche del 23 al 24 de junio las antorchas del Tahuantinsuyo se apagaban para esperar la salida del sol, que en ese día se encuentra en su punto más distante de la tierra.

En esta época, hasta 50,000 personas llegaban a Cusco desde todos los puntos del imperio para ser parte de las celebraciones que duraban alrededor de 15 días. Durante estas dos semanas, todos los asistentes, entre los que estaban el inca y su familia, sacerdotes, nobles y demás personalidades del Tahuantinsuyo, se reunían en la actual Plaza de Armas. En este lugar se realizaban bailes, se bebía chicha, se quemaban hojas de coca y, según cuentan los historiadores, sacrificaban a alrededor de 200 llamas en honor al dios Inti.

Todas estas celebraciones se llevaban a cabo para agradecer a dicho dios por las cosechas del año y por todo lo facilitado en la tierra. Así, el 24 de junio el inca llegaba a la Plaza de Armas para esperar la salida del sol y brindar con una copa de chicha, de la que también bebía su familia y cuyos restos se arrojaban a la tierra. Después de esto, se hacía una peregrinación hasta el templo de Qorikancha, donde continuaban con las celebraciones.

Debido a la importancia de esta celebración, para los incas el 24 de junio y la fiesta del Inti Raymi marcaban el inicio de un nuevo año.

inti_raymi_inca_rail_3

El Inti Raymi en la época colonial

Con la llegada de los españoles, los incas tuvieron que abandonar todas sus tradiciones por ser consideradas paganas. Así, en 1572 el virrey Francisco de Toledo prohibió la celebración del Inti Raymi pero no consiguió que dejara de realizarse de manera clandestina.

De esta manera, el Inti Raymi no volvió a ver las calles de Cusco hasta el año 1944 cuando el escritor y actor peruano Francisco Espinoza Navarro realizó una reconstrucción de la gran fiesta inca basándose en los escritos dejados por el Inca Garcilaso de la Vega.

El éxito de esta reconstrucción fue tal que siguió haciéndose año tras año hasta la actualidad.

El Inti Raymi en la actualidad

Actualmente, el Inti Raymi es sin duda una de las fiestas más importantes de Cusco. Cada 24 de junio miles de turistas llegan hasta la ciudad imperial para disfrutar de las diversas celebraciones que se llevan a cabo en el templo de Qorikancha, la Plaza de Armas y la fortaleza de Sacsayhuamán.

Sacsayhuamán es, sin duda, el lugar más mágico para disfrutar de este evento. Alrededor de 750 actores se reúnen en la explanada de la fortaleza y, vestidos con trajes de la época y al ritmo de música andina, realizan una representación de lo que fue esta fiesta para los incas.

Día del Agricultor y Día de Cusco

agricultor_inca_rail

La importancia del Inti Raymi en la ciudad imperial se ha visto también reflejada en otros hechos. Por un lado, Perú celebra el Día del Agricultor el mismo 24 de junio, ya que los incas pedían ese día al sol para que las cosechas fueran bien durante todo el año.

Por otro lado, el Gobierno de esta ciudad decidió nombrar el 24 de junio como Día de Cusco y de esta manera muestra la gran importancia de esta fiesta para la ciudad imperial.   

Cómo ver el Inti Raymi

inti_raymi_inca_rail_5

La fiesta del Inti Raymi es de esas cosas que tienes que disfrutar en vivo y en directo al menos una vez en la vida. Para ello, tienes varias opciones:

  • Si quieres ver el espectáculo en Qorikancha, debes saber que no existen entradas, sino que la gente se sitúa a las afueras del templo y desde ahí ven toda la representación

 

  • Si lo que te gustaría es ver todo lo que ocurre en la Plaza de Armas de Cusco, te recomendamos ir muy temprano a hacerte con un hueco entre los soportales, ya que el resto de la plaza está cerrada para que se lleven a cabo las actuaciones.

 

Asimismo, puedes reservar un espacio en cualquiera de los bares y restaurantes que están en la Plaza de Armas y desde cuyos balcones tendrás una vista privilegiada. Eso sí: tendrás que pagar más que el resto de días ya que los precios varían en estos restaurantes durante las representaciones.

  • Si lo que quieres es vivir la magia en la fortaleza de Sacsayhuamán, tendrás que comprar tus entradas con bastante tiempo de antelación (salen a la venta aproximadamente tres meses antes del evento y puedes hacerlo vía web). El precio de las entradas es de 100 o 150 dólares, dependiendo de los asientos que elijas y los menores de 12 años tienen un descuento del 50 %.

El Inti Raymi es la mejor manera de entender lo que significaba la naturaleza para los incas. ¡Ven a visitarnos y vive una experiencia única en esta gran celebración!

 

COMPARTE EN :

Idioma: