Altitud

En el mismo momento en que aterrizas en la ciudad Cusco, puedes sentir que has llegado a un sitio muy especial.

Ubicada en la zona de los Andes Centrales, la capital del Imperio Inca te dará la bienvenida entre grandes praderas, viviendas de color ladrillo y caras sonrientes dispuestas a enseñarte todo lo que este mágico lugar tiene para ofrecer.

Entre tantas novedades, es normal percibirse de pronto con una palpitación más rápida y una respiración más intensa que de costumbre. Si, en parte se puede deber a la emoción de haber desembarcado en la zona donde se creó una nueva civilización, pero también se puede deber a la altura.

Cusco se encuentra a una altitud de 3.399 metros sobre el nivel del mar, y para evitar el llamado “mal de altura”, te aconsejamos considerar las siguientes recomendaciones:
  • No comer muy pesado el día antes de viajar a Cusco.
  • Asegúrate de tomar entre 6-8 vasos de agua los días previos al viaje y durante tu estadía en Cusco.
  • Una vez que llegues a tu hotel, recuestate unos minutos antes de salir a explorar la ciudad.
  • Toma Té de Coca, la mayoría de los hoteles lo ofrecen gratis en la recepción de sus instalaciones. Otra opción es comprar caramelos de limón.
  • Una vez que te dispongas a salir y recorrer la ciudad, procura no agitarte subiendo escaleras o caminando rápido. Lo mejor es disfrutar con calma y consideración cada rincón de Cusco.
Vale la pena acotar que en la ciudad de Aguas Calientes (también llamada Machu Picchu Pueblo) la altitud desciende a 2.040 msnm, y en el mismo santuario de Machu Picchu la altura incrementa levemente a 2.430 msnm. No obstante, para este momento del viaje tu cuerpo debería haberse adaptado con mayor facilidad a la altura.

Lo cierto es que si tomas en cuenta todos estos tips, te ambientarás perfectamente y podrás disfrutar al máximo tu experiencia recorriendo el Valle Sagrado en nuestros trenes y visitando una de las 7 Maravillas del Mundo: Machu Picchu.

 

 

Todos los derechos reservados © Inca Rail